¿Tienes una entrevista de trabajo? Te traemos lo que no debes hacer si quieres obtener ese empleo

Pocas situaciones cotidianas generan tanto estrés y ansiedad como una entrevista de trabajo. Más aún, cuando nos llaman del trabajo que siempre hemos querido en una gran empresa. El punto a nuestro favor cuando esto pasa, es que logramos crear el curriculum vitae necesario para llamar la atención de los reclutadores de empleados.

 

Ahora, ¿Eso es suficiente para lograr el puesto? En la mayoría de los casos la respuesta es no, ya que, la entrevista juega un papel importantísimo en el proceso de contratación. La empresa quiere conocer nuestro desenvolvimiento, la capacidad que tenemos de enfrentar situaciones adversas y como nos relacionamos en nuestro entorno. Con razón genera tanta ansiedad. Si deseas tener éxito en esa entrevista que tanto habías esperado, continúa leyendo.

 

Recuerda que eres lo que proyectas

 

Nunca subestimes la seguridad que proyectas al hablar. Esta es tu mejor carta de presentación en una entrevista de trabajo. Algunos nacen con este don, otros, deben trabajarlo, pero todos podemos lograr lo que deseemos a través de la oratoria.

 

Y como debes saber, detrás de un buen speech tenemos una presentación personal impecable que proyecte aún más seguridad a nuestro entrevistador. Al lograr combinar ambas cosas, te garantizamos que al salir de la sala no te dejarán escapar.

 

Y entonces, ¿Cómo tengo éxito en una entrevista de trabajo?

 

Estos errores son imperceptibles para nosotros, pero los encargados de recursos humanos están capacitados para estudiar hasta el más mínimo detalle del personal a contratar. Por eso, esto es lo que NO debes hacer si quieres tener la entrevista perfecta:

 

  • No seas presumido. Haber alcanzado logros profesionales y académicos es algo admirable en cualquier persona, pero no es necesario que se conviertan en lo único que presentes en la entrevista. La humildad es una excelente carta de presentación.
  • No digas que tu mayor defecto es la perfección. Este cliché ha estado presente en las entrevistas de trabajo desde siempre y no da la impresión de que seas un buen trabajador. Por el contrario, puede proyectar que no sepas trabajar en equipo. Y nadie quiere un trabajador individualista.
  • No respondas sin argumentar. Aprovecha esta oportunidad para exponer tus capacidades.
  • No seas impaciente cuando te describan el puesto de trabajo al que estás optando. Sabemos que quieres ESE empleo, pero en lugar de decir que esas tareas ya las habías realizado y por eso eres la personal ideal, destaca que puedes aportar a la empresa desde tu perspectiva. Lucirás mucho más profesional.

 

¿Soy realmente la persona ideal para este empleo?

 

La respuesta a esto debe ser siempre Sí. Es la que te dará la seguridad necesaria para enfrentar la entrevista favorablemente. Piensa que así como en tu casa buscas entre múltiples cerrajeros para que reparen tu cerradura con éxito, de igual forma las empresas buscan entre muchas personas y de entre todas esas te escogieron a ti para el siguiente nivel. Aprovéchalo.