Como trabajar desde casa sin perjudicar tu productividad

Muchas veces el quedarse en casa a trabajar dependerá de muchos factores, ya que si existen distracciones como: las reparaciones que está realizando un vecino, los niños gritando, las mascotas de un lado a otro, influye y no te puedes concentrar.

Pero trabajar desde casa es un privilegio que las empresas otorgan a sus empleados como los cerrajeros Sitges, pero que es más productivo, la oficina en casa o la oficina real.

En casa, tu puedes ser tu peor enemigo, no hay nadie que te este observando y no tienes la presión u obligación de terminar un trabajo, existen algunos lineamientos que harán de tu trabajo en casa algo más productivo.

Comienza temprano: Cuando trabajas en oficina, el viaje al trabajo te puede ayudar a estar listo y productivo cuando llegues al mismo. En casa la transición de la almohada al equipo puede ser un poco fuerte.

Si trabajas en una oficina, el viaje al trabajo puede ayudar a despabilarte y sentirte listo y productivo cuando llegas a tu escritorio. En casa, sin embargo, la transición de la almohada al equipo puede ser mucho más abrupta.

Para mejorar la productividad en casa, es realizando actividad física en la mañana, fijar un proyecto a realizar ese día.

Haz de cuenta que debesir a la oficina: En una oficina real puede hacer que te sientas productivo y no tienes que renunciar a ellas si trabajas desde casa, igual puedes programar la alarma del despertador, prepara café y te vistes bien.

Los navegadores de internet permiten configurar varias cuentas con distintas barras de herramientas en la parte superior, una para el trabajo en casa y otra para el trabajo en la oficina.

No hay nada mejor que alistarse para afrontar las tareas y hazte de cuenta que vas a trabajar.

Organiza el día como si estuvieras en la oficina: Cuando trabajas en casa, eres tu propio jefe, pero si no tienes reuniones o compromisos, que te den descanso durante el puede terminar agotado.

Divide las tareas del día y en qué momento las llevaras a cabo, crea eventos personales y recordatorios para pasar de una tarea a otra.

En la oficina puedes dedicar la mañana a escribir, pero si trabajas más en casa que en la oficina, esta estructura te puede ayudar a mantener la concentración y la productividad.

Ten tu espacio de trabajo: El que no estés en la oficina no significa que no pueden tener tu oficina propia, asignar una habitación o espacio específico para trabajar, puede aplicar las estrategias de limpieza de oficina en tu espacio de trabajo en casa.

No te quedes en casa: Si el teletrabajo no te es práctico, entonces sal y cambia de ambiente, puedes ir a una cafetería, biblioteca, lugares públicos con Wi Fi, que simulen un entorno de oficina que te ayuden a aumentar la productividad, aun cuando no estés en una oficina real.

Evita las redes sociales: Estas se encuentran diseñadas para abrir y consultar en un instante, pero si te encuentras trabajando esto puede afectar la productividad y concentración.

Lo mejor es quitar los atajos del navegador y cierra cada cuenta, así evitaras tomar muchos descansos durante el día.