Ayudar a menores con un trabajo

Cuando un joven quiere conseguir un trabajo aunque no tenga su mayoría de edad, generalmente tiene una profunda motivación, que los hace desprenderse de la diversión, el ocio y el juego, para querer adquirir un compromiso con una empresa o en un negocio. Que un joven pueda conseguir trabajo depende de la tasa de desempleo que enfrente un país y de la cultura.

Pero como no se puede apoyar a un joven que quiere trabajar y valerse por sí mismo en una etapa más productiva. Los temores afectan a los empresarios o encargados, por la etapa de inestabilidad emocional que sufren los adolescentes en esta etapa, además de los aspectos legales que pueden enfrentar por apadrinar a un menor.

Los jóvenes sobre todo los menores de edad deben enfrentar un mayor esfuerzo para obtener una oportunidad de trabajo, pero no es imposible, algunas recomendaciones los pueden hacer salir victoriosos de la responsabilidad. El adulto que emprende esta ayuda debe estar consciente de los talentos del joven, para enseñarlos a destacarlos.

Una oportunidad de trabajo, puede cambiar significativamente la vida de alguien, hace falta conocer más a fondo al chico y mostrar las consecuencias de no seguir las pautas y normas impuestas por las empresas. Los trabajos más rutinarios, sin tanta complejidad pueden agilizar las actividades de una empresa pudiéndoselas asignar a un joven comprometido.

Leyes y limitaciones

Hay países en los que es casi imposible que los menores puedan trabajar de manera legal, a menos que hayan cumplido con una capacitación para optar por un empleo joven. Esto es lo ideal, pero mientras el tiempo pasa las necesidades económicas los apremian, muchas veces desincorporándose del sistema, para optar por opciones menos beneficiosas de empresarios que no pagan como deberían, bajo sus condiciones.

El mismo joven no sabe muchas veces cuales pueden ser sus talentos o habilidades, sus prejuicios o forma de educación se anteponen muchas veces a su conducta, más si aún no se incorporan a una educación universitaria. Por ello hay que intentar diferentes roles dentro de la empresa antes de fijarlo en alguna actividad.

Detectar cualidades y emprendimiento

Esta situación se presenta la mayoría de los ambientes de trabajos, no necesariamente con menores de Edad. Personas con una gran capacidad de relación humana en cargaos muy pasivos y sin contactos con el público, o personas con un gran liderazgo haciendo de roles más sumisos. Cuando alguien está comenzando a mostrar sus destrezas es aprovechable para moldearlo a los valores y objetivos de una empresa.  El sentido de pertenencia con el negocio ira creciendo a medida con ellos.

Tipos de trabajos para menores de edad

En las redes recomiendan a los menores en trabajos como:

  • Repartidores de volantes
  • Mensajeros
  • Activistas en eventos recreativos
  • Colaboradores de protocolo
  • Ayudantes de cocina
  • Organización de papeleos en oficinas
  • Cuidado de niños

Estos no son los únicos, existen muchas otras en donde se pueden incorporar a los jóvenes según su responsabilidad y sus capacidades.